Sipirily México

Llámanos al+52 (55) 57.85.18.33 / 5785 42 68

Tradiciones de Año Nuevo alrededor del mundo

Año Nuevo es una fiesta repleta de optimismo, una noche en que el cambio de calendario da la ilusión de que todo puede mejorar, desde la economía personal hasta felicidad.

Pero, más allá de las metas que uno se marque para el año que comienza, muchos piensan que no de más darles un empujón extra siguiendo al pie de la letra distintas tradiciones y supersticiones.

12 uvas a las 12 de la noche

La tradición de comer 12 uvas exactamente a las 12 de la noche llegó a América Latina desde España.

Para tener 12 meses de buena suerte y prosperidad es necesario comer una uva con el sonido de cada campanada de la medianoche.

Según el libro "España", del periodista estadounidense Jeff Koehler, existen dos teorías sobre los orígenes de esta antigua costumbre.

La primera se remonta a la década de 1880. Según diarios de la época, la clase burguesa española, imitando a la francesa, comenzó a celebrar Nochevieja comiendo uvas y tomando vino espumante.

"Poco tiempo después, esta costumbre fue adoptada por ciertos madrileños que iban a la Puerta del Sol para oír las campanas de la medianoche y, muy probablemente con ironía o como burla, comer uvas al igual que la clase alta", escribe Koehler en un artículo para la radio estadounidense NPR.

La segunda teoría sitúa los orígenes unas décadas después, en 1909. Ese año los productores de Alicante, en el sureste de España, tuvieron una cosecha excedente de uvas blancas de la variedad típica del lugar, llamadas Aledo.

Al bajo precio del producto se sumó la forma creativa de venderlo. No en vano hasta hoy en día son conocidas como las uvas "de la buena suerte".

Si bien en España uno puede encontrar 12 uvas Aledo envasadas especialmente para la ocasión, en algunos lugares de América Latina, como no es temporada de alta de esta fruta, la costumbre derivó a comer pasas.

La quema del muñeco

Armar un gran muñeco con materiales inflamables y prenderlo fuego en la calle es una costumbre que existe en diversos países latinoamericanos para diferentes fechas importantes.

Varios países de la región como Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela realizan esta tradición en fin de año, motivo por el cual algunos llaman al muñeco como "Año Viejo" o directamente "El Viejo".

En general, la idea es juntarse con familiares, vecinos y amigos para crear muñecos que representen acontecimientos o personajes negativos del año que se termina y luego quemarlos para ponerles fin y dejarlos atrás.

Saltar 7 olas

Ir hasta el mar a la medianoche y saltar siete olas pidiendo siete deseos es una costumbre que se practica en algunos países del Caribe pero sobre todo en Brasil.

El mar ha estado asociado con la purificación en múltiples culturas a lo largo de la historia. No obstante, en este caso en particular la tradición se remonta a las culturas de raíces africanas.

El siete es un número espiritual en el umbandismo y se vincula con la diosa del mar Yemanjá, quien según esta tradición de Año Nuevo, da fuerzas para pasar por arriba a las dificultades.

También por vinculaciones a Yemanjá, los saltos no pueden darse de espaldas al mar porque entonces el año entrante traerá mala suerte con el dinero.

Incluso la costumbre de vestirse de blanco en lo que los brasileños llaman "Reveillon" proviene del umbandismo.

El diario brasileño Folha de Sao Paulo explica: "En los años 60 Río de Janeiro dictaba la moda (en Brasil) y los laicos copiaron (estas costumbres) a los umbandistas, que realizaban sus rituales discretamente en las playas".

Ropa con lunares

Filipinas. Esto lo hacen debido a que los lunares en las prendas se asocian con las monedas debido a su forma en círculo, las prendas deben llevar al menos un bolsillo para meter unas cuantas monedas y se hacen sonar cuando el reloj anuncie la media noche. Aunque también tiene un significado de buena suerte.

Hogmanay

 Escocia. Se trata de una serie de costumbres ancestrales, que engloba una cabalgata de luz, fuego con actores caracterizados como vikingos a la cual se le llama "Torchlight Proccession". De igual manera se llevan a cabo las danzas "Off Kilter", donde se realizan bailes contemporáneos y antiguos con la tradicional falda escocesa, además participan gaiteros y se lleva a cabo el teatro callejero.

Romper la vajilla

Dinamarca. La costumbre consiste en salir a las calles y arrojar los platos viejos contra las puertas de las casas de los familiares y amigos con el objetivo de desearles buena suerte.

Hablar con animales

 Rumania. Esta costumbre es de los granjeros de aquel país, quienes se acercan a los animales dela granja para tratar de entender lo que dicen, sin embargo, el objetivo es no entender y fracasar en el intento, de lo contrario, si se logra entender algo que dice el animal es signo de mala fortuna para todo el año.

Cena de lentejas

Italia. Realizan platillos con lentejas, por lo general acompañan la cena con un plato grande de estas. Mientras más se coma, más se ganará en todo el año. La tradición tiene origen con los romanos, quienes regalaban estas legumbres a principio de año con la intención que se convirtieran en monedas de oro.

Beso de medianoche

Estados Unidos. No se sabe el origen exacto de esta tradición, sin embargo, se especula que inició en la época romana; durante el festival de Saturnalia, que se realizaba en la fecha próxima a la año nuevo, todos los asistentes se besaban. En norteamérica creen que no dar un beso justo después del inicio del nuevo año, asegura 365 días de soledad.

Plomo en el agua

Finlandia. Consiste en derretir plomo y verterlo en una cubeta que esté llena de agua, el metal genera formas diversas en el agua, las cuales son interpretadas por las personas, que intentan descifrar lo que les deparará el próximo año.

Tirar la casa por la ventana

Sudáfrica. Los vecinos tenían la tradición de arrojar muebles viejos de edificios altos, simplemente para festejar la llegada del nuevo año. Sin embargo la policía está evitando este tipo de tradición debido a que resulta muy peligroso, pues llegaban a lanzar refrigeradores y sofás.

Panes y paredes

Irlanda. Consiste en golpear las paredes de la casa con rebanadas del pan navideño con el objetivo de alejar los malos espíritus y por otro lado garantizar suficiente pan (comida) para la familia el año venidero.